Stevige parasols, sterke blog

Klik op het onderwerp dat jou interesseert

Las mejores 15 propuestas para trabajar de forma rentable en hostelería en tiempos de coronavirus

Pierre Christiaens | Biografía

Buenas noticias: muy pronto podrá volver a recibir clientes en su establecimiento. ¿Cuándo podrá abrir de nuevo? Si las cifras siguen evaluando de forma positiva, probablemente el 8 de junio. Así que tiene varias semanas más para prepararse a fondo.


Porque, de verdad: ¡a su establecimiento le volverá a ir muy bien!


En mi artículo anterior, analizamos las 3 fases de la crisis del coronavirus en la hostelería:

  1. Puertas cerradas (durante el confinamiento)
  2. Puertas entreabiertas (trabajar con las medidas de coronavirus)
  3. Puertas abiertas de par en par (si se encuentra una vacuna)

Haga clic aquí para leer el artículo: Todo lo que necesita saber sobre el cohete de 3 etapas que lanzará su establecimiento del infierno del coronavirus al cielo de la hostelería.


¿De qué trata este artículo del blog?

1. Juntos miramos en una bola de cristal y vemos el futuro más inmediato de la hostelería.
2. ¿Cuáles son las normas básicas para «trabajar con coronavirus»?
¡Lavarse las manos!
Grupos pequeños
¡Todos sentados!
3. ¿Quién va a pagar todo esto?
4. 15 ideas tentadoras para aumentar el aforo y sus beneficios, pero respetando las medidas.

Siga leyendo. Descubra las mejores 15 propuestas para trabajar de forma rentable en hostelería en tiempos del coronavirus.


Su bola de cristal

Ha llegado el momento de prepararse a fondo. Sí, ¿y para qué?, se preguntará. ¡Ni siquiera sé qué condiciones y medidas voy a tener que cumplir! Pues, tiene razón. Es un juego de adivinanzas. Aun así. Observe las condiciones dadas a las empresas y comercios de nuestro país. Y vea cómo funciona el sector de la hostelería en los países vecinos. Vemos que se repite un protocolo de coronavirus similar en la hostelería.



En Suecia, Alemania, Austria, Países Bajos y otros países, la hostelería abrirá sus puertas a finales de mayo o principios de junio. O ya están trabajando. Las medidas son similares en todas partes. Y de ellas podemos aprender. Si nos fijamos en esos países, es como si viéramos el futuro de la hostelería belga en una bola de cristal. ¿Lo vemos juntos?

Primero, a modo de advertencia: esto no es lo que VA A SER, sino lo que muy probablemente PUEDE SER.


Las normas básicas

La seguridad y la salud están por encima de todo. Esto está claro. Y con razón. Este coronavirus es muy contagioso. Cualquier persona puede ser portador sin saberlo. Ese es el punto de partida de todas las medidas de precaución. Recuerde lo sucedido en el bar Kitzloch en Ischgl, tras un día de esquí: un camarero con coronavirus contagió, sin querer, a un gran número de personas. Este fue uno de los focos de Covid-19 en Europa.

¿Le gustaría que su establecimiento saliera en las noticias por algo parecido? Creo que no. Por eso mismo: la seguridad y la salud están por encima de todo.

Tomarse las medidas de higiene a la ligera puede tener graves consecuencias:

  • A nivel social: pone en peligro la salud pública y la de los clientes.
  • A nivel legal si se demuestra que ha habido casos de contagio en su establecimiento, puede ser objeto de acciones judiciales.
  • A nivel de su reputación: si su establecimiento es el origen de una ola de contagios, su reputación puede sufrir un daño incalculable. Hoy en día, los gobiernos disponen de amplios recursos, incluido el rastreo de contactos, para señalar a su establecimiento como el foco de los contagios.
  • Un nuevo brote de contagios nos llevará ineludiblemente a otro confinamiento, con todas las consecuencias económicas que ello conlleva, también para su establecimiento.

(extraído de «Covid-19: whitepaper van Horeca Magazine» – Covid-19: libro blanco de Horeca Magazine)

Pero no se equivoque. No siga las normas, solo porque le obliga el gobierno. No busque maneras de eludir las normas. Porque las peores críticas pueden ser de sus propios clientes. Se sienten seguros en su establecimiento…. o no. Si da a sus clientes la certeza de que se preocupa por su salud, es muy probable que vuelvan. Los clientes de la hostelería compartirán sus experiencias. Y los establecimientos que haga bien las cosas saldrán ganando, tendrán más clientes rápidamente. Hágalo por sus clientes y por usted mismo. No porque le obliga el gobierno. Empiece hoy mismo con su protocolo de coronavirus.

Analicemos las condiciones previstas. Para mayor claridad, las agruparé en tres apartados. Puesto que las normas para Bélgica aún no son definitivas, no entraré en detalles. Me limito a las líneas generales.

¡Lavarse las manos!

Grupos pequeños

¡Todos sentados!


¡Lavarse las manos!

Este apartado incluye todas las medidas de higiene. Ya conoce la mayoría de juntarse en casa o de los comercios. Proporcione suficiente gel de manos, sobre todo a la entrada. Asegúrese de que la gente pueda lavarse las manos cómodamente. Desinfecte todo lo que se toca. En la hostelería, se trata sobre todo, de manillas o cartas de menú. En comercios, se aconseja no pagar en efectivo. ¿Los clientes pueden pagar electrónicamente?



Algunas medidas de higiene específicas para hostelería:

Desinfecte las sillas y las mesas cuando cambien los clientes; también las «zonas de máximo contacto», como la caja.

Puede dejar que sus clientes se sirvan ellos mismos las bebidas.

Un empleado puede abrir la puerta, así evita que los clientes toquen la manilla.

¿Puede dejar las puertas abiertas? Así, seguro que no tocan la manilla.

¿Puede ofrecer cartas de menú de un solo uso? ¿O colgar el menú en la pared?

Al servir, cubra los platos y póngase la mascarilla.

No ponga las mesas con antelación.



Grupos pequeños

En los Países Bajos está permitido la entrada a un máximo de 30 personas. Incluido el personal. El porqué está muy claro: evitar las aglomeraciones. Algunos países limitan el aforo al 50 % de la capacidad normal.

También puede ser útil que los clientes hagan una reserva: de esta manera sabrá de antemano cuánto público acudirá y cuánta gente aún podrá admitir ese día. En los Países Bajos, es obligatorio hacer una reserva.



El propietario será responsable del número de personas que hay en el local. Piense cómo organizarlo y controlarlo.

Por ejemplo, si se permite la entrada a 30 personas, ponga 30 sillas en el local. De esta forma, verá de inmediato si está «completo».

La cadena de zapatearías Torfs coloca a la entrada de la tienda un cesto con tantos calzadores como personas admitidas. ¿Qué le parece algo así? ¿Podría colocar una pelota u otro objeto divertido?

En nuestro país se ha empezado a utilizar un sistema de seguimiento. Las personas enfermas deben informar con quién tuvieron contacto los días anteriores. Si alguien indica que estuvo en su establecimiento, seguramente le preguntarán quien estaba en el establecimiento en ese momento. Por eso, es obligatorio hacer una reserva en los Países Bajos. Previamente o en el momento mismo. De esta forma, todos los clientes quedan registrados.

En los Países Bajos, los propietarios deben hacer un «triaje» de los clientes. Esto significa: preguntar si han tenido síntomas los últimos días. No está permitida la entrada a personas con síntomas.


¡Todos sentados!

La vida con coronavirus se basa principalmente en mantener la distancia. Guardar como mínimo 1,5 m de distancia con los demás. Ayer, mi hija estuvo de visita en casa. Fue muy difícil mantener la distancia y no danos un fuerte abrazo. En la hostelería, también es una tarea difícil. Estas son algunas consecuencias:

En los Países Bajos, no se permiten los taburetes ni las mesas altas.

Los bufés y las cenas de barra libre serán una complicación.

Servir a distancia parece un imposible, pero se puede hacer. Hay quienes consideran la opción de tener una zona de entrega en la que los clientes puedan recoger sus propios platos. Otra idea es una pequeña mesita con ruedas que se lleva hasta la mesa.

Para evitar que la gente se mueva para buscar una mesa, puede colocar a la entrada un cartel de «espere, le acomodaremos enseguida». En América, ya es normal: «Wait here to be seated» (Espere a que le acomodemos)



En momentos muy concurridos, puede haber colas. Organice una cola de espera fuera, como en las tiendas.

A veces, será inevitable que la gente se desplace, por ejemplo, para ir al aseo o para servir. Utilice rutas de un único sentido para facilitar que se pueda mantener la distancia.

En muchos aseos, solo puede entrar 1 persona cada vez.

En varios países, pueden sentarse 4 personas máximo en 1 mesa. Pero si se trata de personas de un núcleo familiar, pueden sentarse más de 4.


Se me ocurren 2 maneras de que la gente se acerque más de 1,5 m y aumentar así el aforo.


→ Atraer a su establecimiento el mayor número posible de núcleos familiares. Así se podrán sentar más personas a 1 mesa.

Instalar un sistema de separación entre mesas, por ejemplo en plexiglás. De este modo, los grupos podrán sentarse a menos distancia que 1,5 m.


¿Quién va a pagar todo esto?

Los 4 grupos de medidas tienen 2 importantes consecuencias para su establecimiento:


Consecuencia 1:   aumentan los gastos

Consecuencia 2:   reducen el aforo y, por tanto, sus beneficios


En otras palabras, seguramente podrá volver a trabajar pronto, pero con menos ingresos. Pero puede evitarlo si encuentra soluciones para aumentar el aforo y las ganancias.


15 ideas tentadoras para aumentar el aforo y sus beneficios, pero respetando las medidas.

Las condiciones relativas al coronavirus que he indicado no son todavía definitivas. En cualquier caso, empiece a pensar cómo aumentar el aforo para tener más ganancias.

1. Asegúrese de que los clientes se sientan seguros

La gente vuelve donde siente segura. Demuestre a los clientes que se preocupa por su salud y que se esfuerza para garantizarla. Los clientes volverán, sin duda. Y, además, traerán a sus amigos, familiares y conocidos.

2. Deles una razón convincente para volver

¿Por qué no agradecer a cada cliente con un vale para un aperitivo gratis en su próxima visita? Esa puede ser una razón para volver a hacer una reserva en su establecimiento. Y, de nuevo, traerán a sus amigos, familiares y conocidos.

3. ¿Puede vender más por cliente?

Imagine que he tomado una botella de vino en su establecimiento. Al recogerla, me pregunta mi opinión. Si me gustó, me podría ofrecer el mismo vino para llevar a casa. Eso sí, con descuento. Es una idea para aumentar los beneficios por cliente. Si yo fuera su cliente, ¡estaría encantado!



4. ¿Puede ampliar su establecimiento?

Quizás tenga un espacio que no utiliza. O una planta libre. ¿Puede poner más mesas y sillas ahí? ¿Tiene un jardín o patio?

Varias ciudades y ayuntamientos han anunciado que permitirán instalar terrazas más grandes. No deje pasar esta oportunidad. Póngase en contacto con el alcalde o los concejales responsables hoy mismo. Incluso establecimientos sin terraza, podrían poner algunas mesas y sillas fuera.



5. Amplíe su negocio al hogar de sus clientes.

De hecho, esta es la idea de la nueva tendencia de la comida para llevar que surgió durante el confinamiento. Usted cocina y la gente disfruta de su creatividad en casa. Puede seguir haciéndolo en la siguiente etapa. Esta tendencia parece que permanecerá. Por eso y desde el primer día que abra, informe de su menú de comida para llevar a todos los clientes.

6. Consiga clientes durante el confinamiento

¿Ofrece comida para llevar durante el confinamiento? Es una gran oportunidad para atraer gente cuando vuelva a abrir. Agradezca a todos los clientes del servicio de comida para llevar con un aperitivo gratis durante el primer mes de apertura. No se olvide de pedirles sus datos de contacto para informarles de cuándo podrá darles la bienvenida de nuevo.



7. ¿Puede abrir más a menudo o durante más tiempo?

Tal vez pueda prescindir temporalmente de un día de descanso para aumentar la capacidad.

También puede «estirar» su horario de apertura: abrir más temprano o cerrar más tarde.

8. Recibir a los clientes por turnos

Varios propietarios de establecimientos me han comentado que van a recibir a los clientes por turnos: para el almuerzo, de 11:30 a 13:00 y luego de 13:15 a 14:45. Sin duda, los clientes estarán encantados con esta solución en estos tiempos extraños. Además, puede organizar un aperitivo a partir de las 11:00. Y después, café con tarta. Y por la noche, lo mismo. De este modo, puede recibir a más clientes y, así, tener más ingresos.

9. ¡Adiós a la distancia de 1,5 m!

Con los paneles de separación, puede reducir la distancia. El plexiglás u otros materiales son adecuados para ello. Compartimentar es una nueva tendencia en la hostelería.

10. Suplemento por coronavirus

Se trata de una opción menos agradable y no viable para todo el mundo. En algunos comercios y talleres, se paga temporalmente un poco más para cubrir los costes adicionales. Si la cantidad es moderada, debería ser posible. ¿O tal vez pueda pedir una aportación voluntaria?

11. Precios temporalmente más altos por corona

Son tiempos difíciles y costosos para la hostelería. ¿Puede cargar temporalmente estos costes adicionales con un aumento de los precios?


«Me pregunto si los clientes no estarían dispuestos a pagar un poco más en su establecimiento favorito: una especie de plus por coronavirus que va directamente al propietario».

Pierre Van Damme, epidemiólogo y vacunólogo (en el periódico Het Laatste Nieuws, domingo 17/05/2020)

12. Así lo hacen los hoteles (y las compañías aéreas): «precios dinámicos»

Se paga más en los momentos más concurridos y menos en los más tranquilos. En un hotel, los períodos de vacaciones escolares son más caros. ¿Podría cobrar un poco más en las concurridas noches de sábado cuando todo el mundo quiere salir? Puede ser una idea para atraer clientes en momentos menos concurridos y aumentar la ocupación.

13. Sin opción de reembolso es más barato, la flexibilidad es más cara

Esta idea también es conocida por el sector hotelero. Las reservas con mucha antelación tienen un precio más barato. El importe no es reembolsable si no se presentan el día reservado. Con tarifas flexibles (más caras), se puede cambiar la reserva a otro día. De esta manera se evitan las plazas vacías la gente no se presenta.



14. Alquile las pocas sillas en lugar de vender comida y bebida

Leí esta propuesta en el blog de Wouter Verkerk. Una iniciativa arriesgada e innovadora. Cito:



Con pocos clientes que utilizan mucho espacio, no vamos a vender tanto comida y bebida, sino que vamos a alquilar las pocas sillas y generar ingresos con ello. Todo el mundo quiere ocupar esa estupenda silla al sol, pero ¿cuánto cuesta?

El Grand Café de Utrecht lo tiene muy claro. No ponen precio al café, la cerveza o la tarta; los clientes pagan, de acuerdo con su plan de reapertura de aforo limitado, por momento y por bloque. Además, el pago es por adelantado. Así funciona:

  • Todos los tipos de reservas están clasificados en cuatro grupos: ¿el cliente viene a tomar café, a almorzar, a tomar una copa o a cenar?
  • Hay distintos tiempos para cada opción: un café es media hora, el almuerzo y las copas tres cuartos de hora o una hora y la cena una hora y media.
  • Todos los tramos horarios tienen un precio según el tipo de reserva. Por ese precio, con el café recibe algo dulce, agua y una segunda ronda de bebidas calientes, con la «copa» hasta tres bebidas y un tentempié, y los almuerzos y las cenas también son copiosos.

(fuente:https://wouterverkerk.nl/gastvrijheid/perspectief-de-terrassen-mogen-bijna-weer-open-wat-is-je-terrasplan/)

15. Alquile las pocas mesas en lugar de las sillas

Esta idea va paso más allá. Si en una mesa solo pueden sentarse 4 personas, una mesa en la que se sienta 1 persona supone pérdidas. ¿Admite la reserva de mesas para 4 personas solo cuando se trate de un grupo de 4 personas? O si alguien quiere sentarse solo o en pareja, ¿puede cobrar el precio correspondiente a 4 para compensar la pérdida de las sillas vacías? ¿Se le ocurre algo para atraer a núcleos familiares de 4 o más personas?



Ya lo sé. Son propuestas provocativas. Pero vivimos momentos difíciles. A menudo, se dice que las crisis son oportunidades. Esto es un eslogan, por supuesto. Pero ¿es un eslogan carente de sentido? Yo pienso que no. Aproveche la oportunidad. Es el momento de innovar. Pruebe cosas nuevas. Disfrute con ello. Y no lo olvide: ¡a su establecimiento le volverá a ir muy bien!


Pierre Christiaens.
Póngase en contacto conmigo: christiaens@symoparasols.com



¿Seguir leyendo acerca de la hostelería en tiempos de coronavirus / Covid-19?

Pierre Christiaens
Contacta conmigo: christiaens @ symoparasols.com https://symoparasols.com

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.